lunes, 31 de octubre de 2011

EEUU aconseja la vacuna del Virus del Papiloma Humano a NIÑOS de 11 y 12 años-

( elpaís.com/sociedad/)
EL grupo de expertos en vacunas del Centro de Control de Enfermedades ( La CIA para cuestiones de Salud) de EEUU ha aconsejado que los niños de 11 y 12 años se vacunen contra el papiloma. Con ello esperan reducir la tasa de algunos cánceres, como el de pene y ano, en ellos, y evitar así que lo trasmitan a mujeres, donde causa el de cuello de útero.
No les basta con el negocio de vacunar a las niñas, ahora también a los niños...luego será la tercera edad ...que hay crisis y hay que sacar dinero de debajo de las piedras,

Lula Pena&Rodrigo Lelão. "Passion"





video









.


El acto de desobediencia, como acto de libertad, es el comienzo de la razón


(E. Fromm)

viernes, 28 de octubre de 2011

Ciencia Oficial

" La ciencia oficial del Sida no tiene nada de Ciencia. Más bien, al no haber debate, es puro Catecismo" ( Manuel Garrido )

jueves, 27 de octubre de 2011


Horadamos con la mirada esa cálida niebla, que pesa y nos oprime el cráneo. Desviamos la mirada de nuestra soledad, de nosotros mismos, y no soportamos a los otros ni a nosotros mismos, y los otros tampoco nos soportan.



(Herta Müller "En tierras bajas")


lunes, 24 de octubre de 2011


Se está produciendo una violación sistemática de Derechos Humanos por parte de los responsables públicos científicos-médicos-políticos en el marco del SIDA.

El acceso a la información sin restricciones que posibilita decisiones libres constituye uno de los pilares básicos de toda democracia. Este hecho tiene especial importancia cuando se refiere a asuntos en los que está en juego la salud o la vida. Sin embargo, en el caso del SIDA, ni este ni otros derechos fundamentales se están respetando por parte de los responsables políticos, médicos y científicos.

El Consentimiento Informado significa que el paciente toma una decisión sobre su salud (o la de su hijo) disponiendo de TODA la información previa relevante y en términos que pueda comprender. Este no parece ser el caso del SIDA. De todo lo dicho más arriba (y de los testimonios que he recogido personalmente en mis numerosos contactos con afectados) se desprende que los responsables médicos, científicos y políticos están ocultando a los afectados y familiares información relevante sobre:

la validez de los tests de diagnóstico;

la fundamentación científica de protocolos de seguimiento como mediciones de carga viral y recuentos de defensas;

la efectividad terapéutica de los fármacos antirretrovirales y su toxicidad.

Un hecho que pone en evidencia esta violación de derechos fundamentales de los pacientes es la reciente dimisión de un alto responsable de la sanidad norteamericana. Las palabras contenidas en su carta de dimisión son suficientemente ilustrativas de lo que está ocurriendo en todo el mundo:

Florida, 3 de junio de 1999: Mark Pierpoint, Coordinador del Programa de Prevención del VIH/SIDA hace pública su dimisión. En la carta dirigida a sus superiores dice:

"Después de una cuidadosa evaluación, considero que no puedo continuar promoviendo la Educación sobre el VIH/SIDA ni la aplicación de los tests de VIH (...) Si lo hiciese, estaría violando mi propia conciencia puesto que estas instrucciones reconocen y promueven una única opinión científica respecto de la causa del SIDA.

(...) Desgraciadamente, sólo una parte de los datos científicos ha sido puesta al alcance del público (...) Esta ciencia dominante es promocionada e incluso manipulada por los gigantes farmacéuticos que tienen un motivo obvio de beneficio. (...) el Servicio de Salud Pública ha hecho todo lo posible para silenciar opiniones científicas contrarias y en consecuencia ha negado a la población su fundamental derecho a un consentimiento informado.

Por la presente retiro mi participación de lo que un día puede ser visto como la mayor violación del principio de consentimiento informado en la historia de la Salud Pública".

Numerosos convenios relacionados con los Derechos Humanos y el SIDA están siendo violados por los propios países firmantes:

Convención sobre la Prevención y castigo del crimen de Genocidio

Declaración de París sobre las mujeres, los niños y el SIDA

Declaración de derechos y humanidad sobre los principios fundamentales de los derechos humanos, la ética y la humanidad aplicables en el contexto del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Declaración cumbre de París sobre el SIDA

Finalmente –y sin entrar en un análisis detallado de las responsabilidades judiciales en las que de seguro se está incurriendo- es importante destacar la referencia que hacía hace poco en la revista Jano, el abogado H. Jausás al Título IV del Libro II del nuevo Código Penal titulado "De las lesiones al feto": "tipifica expresamente como delito el causar con dolo o por imprudencia en un feto una lesión o enfermedad que perjudique gravemente su normal desarrollo o que provoque en el mismo una grave tara física o psíquica".


Fuente:
http://www.profesionalespcm.org/SIDA/ciencia.html


sábado, 22 de octubre de 2011

Porque sueño, no estoy loco. Porque sueño, yo no lo estoy.



video

lunes, 17 de octubre de 2011





Son un engaño
los poemas de muerte:
la muerte es muerte.

(Toko. 1709-1795)



"EL PODER DE LA CIENCIA O: EN MANOS DE LOS MATASANOS"

Basado en: Un Caso Real (republicano de conciencia).
D: doctor
E: etiquetado

Una mañana en la consulta del médico de enfermedades infecciosas:

E: ...bueno...¿y qué me dice, doctor?
D: ...verá...está usted en la fase terminal del sida.
E: ¿?...
D ...los CD4 están a menos de 100 y la carga viral altísima.
No nos queda otra que hacerle ingresar en el hospital.
E: Pero doctor, ¡yo me encuentro muy bien!
D: Los análisis dicen lo contrario.
E: Pero ¡míreme! ¡Estoy bien!
D:...
E: ¡Míre! (aquí E. extiende los brazos y echa el pecho pa'lante)
D: Lo siento, pero aquí pone que está usted muy enfermo.
E: Pero...
D: Lo siento.





miércoles, 12 de octubre de 2011

No existe el tiempo, existe
la eternidad sin huecos, respiramos
en medio de la noche despojados
de un antes y un después,
siglos y soplos.

Existen los relojes, los recuerdos
y los trabajos y los calendarios.
A ellos nos aferramos como un niño
se esconde entre las piernas de su madre,origen y querencia de su miedo.

Pero no hay madre o mar o amor que valga
para evitar el vértigo, el milagro
de vivir en el vientre luminoso
de esta ballena azul,
enferma,
eterna.



(J.V.Piqueras de "La latitud de los caballos")

lunes, 10 de octubre de 2011

No hay pruebas científicas de que el vih sea la causa del Sida

Artículo del Dr. Kary B. Mullis , premio Nobel de Química 1993 .


En 1988 trabajaba como consultor en Specialty Labs, en Santa Mónica, realizando análisis del Virus de Inmunodeficiencia Humana . Sabía bastante de aálisis de cualquier cosa con ácido nucleico, porque habá inventado la Reacción en Cadena de la Polimerasa ( PCR ), por eso me contrataron.
Por otra parte, el Sida era algo de lo que no sabía demasiado. De este modo, cuando me encontré escribiendo un informe sobre nuestros progresos y objetivos para el proyecto patrocinado por los Institutos Nacionales de Salud, me dí cuenta de que no conocía la referencia científica para apoyar la declaración que acababa de escribir: " El Vih es la posible causa del Sida".
Así que me volví al virólogo de la mesa de al lado, un tipo serio y competente, y le pregunté por esa referencia. Dijo que no necesitaba ninguna. Yo no estuve de acuerdo. Pese a que es verdad que ciertos descubrimientos o técnicas científicas están tan bien establecidas que sus fuentes ya no se aluden en la literatura contemporánea, ese no parecía ser el caso de la conexión Vih-Sida. Para mí , era muy notable que el individuo que había descubierto la causa de una enfermedad mortal y hasta ahora incurable, no fuese continuamente aludido en las publicaciones científicas hasta que la enfermedad estuviese curada y olvidada. Pero, como pronto aprendería, el nombre del individuo - que seguro sería materia de Premio Nobel - no estaba en boca de nadie.
Por supuesto, esta simple referencia debía estar en alguna parte ahí fuera. De lo contrario, decenas de miles de funcionarios y reconocidos científicos de diversas procedencias, que intentan aclarar las trágicas muertes de un considerable número de jóvenes homosexuales y/o consumidores de drogas intravenosas, no habrían permitido que su investigación se limitase a una estrecha vía de estudio. No todo el mundo pescaría en la misma charca a menos que estuviese verificado que el resto de charcas estaban vacías. tenía que haber un informe publicado, o quizás varios, que juntos indicasen que el Vih es la posible causa del Sida. Tenía que haberlo.
Hice indagaciones con el ordenador pero no encontré nada. Por supuesto, puedes perderte información importante en las búsquedas por ordenador sólo con no introducir las palabras clave concretas. Para estar seguro de una conclusión científica, lo mejor es preguntar a otros científicos directamente. Esa es una de las cosas para las que sirven esos congresos en lugares lejanos con bonitas playas.
Como parte de mi trabajo, iba a muchos encuentros y congresos. Adquirí el hábito de acercarme a cualquiera que diese una charla sobre Sida y preguntarle qué referencias debía citar para esa cada vez más polémica declaración : " El Vih es la probable causa del Sida ".
Después de 10 o 15 encuentros en un par de años, empecé a preocuparme cuando ví que nadie podía citarme la referencia. No me gustaba la fea conclusión que se estaba formando en mi mente: la campaña entera contra la enfermedad considerada como la peste negra del siglo XX, estaba basada en una hipótesis cuyos orígenes nadie podía recordar. Eso desafiaba tanto al sentido científico como al común.
Finalmente, tuve la oportunida de interrogar a uno de los gigantes de la investigación del Vih y del Sida, el dr. Luc Montagnier, del Instituto Pasteur, cuando dió una charla en San Diego. Esta sería la última vez en que sería capaz de plantear mi pregunta sin mostrar cólera. Me figuré que Montagnier conocería la respuesta. Así que se la planteé.
Con una mirada de preplejidad condescendiente, Montagnier dijo: " ¿ Por qué no cita el informe de los Centros para el Control de Enfermedades ( CDC) ?"
Yo contesté: " no se refiere refiere realmente al tema de si el Vih es o no la probable causa del Sida, ¿ o sí ? "
" No", admitió, sin duda pregutándose cuánto tardaría en marcharme. Buscó ayuda en el pequeño círculo de personas a su alrededor, pero todos estaban, como yo, esperando una respuesta más concluyente.
" ¿ Por qué no cita el el trabajo sobre el Vis ( virus de inmunodeficiencia simia )" ofreció el buen doctor.
"También he leído eso, doctor montagnier", contesté. " Lo que les pasó a esos monos no me recuerda al Sida. Además, ese informe fué publicado sólo hace un par de meses. Estoy buscando el informe original en el que alguien demostró que el Vih causa el Sida".
Esta vez, como respuesta, el dr. Montagnier se dirigió hacia el otro lado de la habitación para saludar a un conocido.
no hemos podido encontrar ninguna buena razón por la cual la mayoría de la gente sobre la tierra cree que el Sida es una enfermedad causada por un virus llamado Vih. Simplemente no hay evidencia científica alguna que demuestre que eso es cierto.
Tampoco hemos sido capaces de descubrir por qué los médicos recetan una droga tóxica llamada AZT ( Zidovudina-Retrovir) a personas que no tienen otro mal que la presencia de anticuerpos al Vih (?) en su cuerpo. De hecho, no podemos entender por qué ningún ser humano debería tomar esa droga cualquiera que fuese la razón que se adujese. Ni el dr. Duesberg ni yo podemos entender cómo ha surgido esta locura, y habiendo vivido ambos en Berkeley hemos visto algunas cosas muy extrañas. Sabemos que errar es humano, pero la hipótesis Vih-Sida es un error diabólico. digo esto bastante alto como advertencia. Duesberg lo ha estado diciendo durante mucho tiempo.

Fuente: Prefacio al libro del Dr. Peter Duesberg " Inventing the AIDS virus" ( Inventando el virus del Sida)

jueves, 6 de octubre de 2011

lunes, 3 de octubre de 2011

La memoria ( Georges Seferis )

Allí donde la toques, la memoria duele.

domingo, 2 de octubre de 2011

más de 12000 días

por silvia loustau

ustedes que hace como doce mil días
que ya no están
a ustedes a los que desaparecieron
por luchar por la tierramadre
para que todos fueran
dueños de la tierra.
ustedes los más amados
los mejores
están quiensabedónde
algunos
los menos
descansan en la tierracunita
pero quedan tantos
perdidos desconocidos desabrigados
caídos en la tierrahueco
en la tierraausencia
en la tierra ene ene
algunos quizá hay acunados
por las olas
o duermen
un sueño obligado
en el fondo de un embalse.
pero
ustedes
todos
están vivos en la llama
de nuestra memoria infatigable
y en el nomeacuerdo
nomeimporta
de tantos indiferentes
pero
ustedes
todos
los luchadores
por la igualdad de la tierra
volarán algún día
en el viento semilla
crecerán en las flores victoria
de la tierra liberada



ni perdón ni olvido cualquiera sea la cara del exterminio